jueves, 11 de agosto de 2011

Cuatro días.

Ráscame la espalda, mánchame las gafas, mirame el ombligo, toca mis lunares, descubre mis sorpresas, hazme enfadar, desordena el orden de mi vida, vete; pero siempre vuelve.

Y,hoy,tacho otro día de mi calendario...

2 comentarios:

  1. No, que luego te quejas y sales corriendo cuando te toco los lunares. :$
    .G.

    ResponderEliminar